5 octubre 2020

La quinta edición del Business Factory Auto vuelve a batir récord de participación, puesto que a esta nueva convocatoria se han presentado 127 proyectos de 20 países diferentes, pertenecientes a los cinco continentes, interesados en formar parte de la aceleradora. Todos ellos relacionados con la transformación digital y la Industria 4.0.

Cerca del 50% de los proyectos presentados tienen su origen en empresas o en centros de conocimiento, por lo que el BFA sigue siendo un referente de impulso del intraemprendimiento.

De todos los proyectos, se seleccionarán hasta 20 que mejor respondan a los retos propuestos por el Sector de Automoción de Galicia, trasladados al BFA por diferentes compañías del Cluster. Los proyectos que tengan que ver con estás temáticas tendrán más posibilidades de formar parte de la aceleradora. Como novedad, para esta quinta convocatoria, todos aquellos proyectos dirigidos a fortalecer el sector de automoción de Galicia frente a situaciones de emergencia derivadas de pandemias como la del Covid-19 serán valorados positivamente.

Desde el BFA no solo se apoyan proyectos que tengan que ver con la parte de producto (coche), sino también con la parte de proceso. El futuro de la automoción se centra principalmente en la Industria 4.0 y, por eso, se apoyan proyectos relacionados con la transformación digital y todas las tendencias de la Fábrica del Futuro, que son clave para la industria.

El pasado viernes se cerró el plazo de inscripción para esta nueva edición y a partir de ahora comienza el proceso de evaluación. A finales de noviembre se conocerán los proyectos seleccionados, que arrancarán su andadura en el BFA a mediados de diciembre.

A la espera de comenzar una nueva edición, desde su puesta en marcha, el proyecto BFA, impulsado por CEAGA, la Xunta de Galicia, el Consorcio de la Zona Franca de Vigo y Groupe PSA, ha creado más de 50 nuevas empresas, ha generado más de 350 puestos de trabajo de perfil altamente cualificado y una facturación de más de 70 millones de euros. Esta aceleradora vertical desarrolla una comunidad en torno a la industria del automóvil en la que se identifican nuevas oportunidades de innovación.